GUATEMALA
PROYECTO DE SOLUCIONES INNOVADORAS
PARA CADENAS DE VALOR AGRÍCOLA

60 hectáreas reforestadas y 694 personas beneficiadas

60 hectáreas reforestadas y 694 personas beneficiadas

60 hectáreas reforestadas y 694 personas beneficiadas 1100 1467 PROINNOVA


Introducción de nuevos cultivos aumentará los ingresos de los agricultores en el altiplano occidental

Productor de aguacate

G

uatemala es un país con más que suficientes recursos naturales para ser aprovechados por sus habitantes. Si bien es cierto que su nombre proviene del náhuatl: Quauhtlemallan, que significa “lugar de muchos árboles”, debemos utilizar estos recursos de forma responsable. La deforestación ha sido por muchos años un fenómeno que continuamente destruye los bosques y selvas del país, afectando gravemente al medio ambiente. Asimismo, existe una disminución marcada en la disponibilidad de agua en las corrientes naturales, por lo que en algunas áreas es difícil contar con este recurso para consumo humano y agricultura.

En ese sentido el equipo del proyecto, en alianza con The Nature Conservancy (TNC), seleccionaron tres municipios para el desarrollo de planes de reforestación en zonas de recarga hídrica y cuyos niveles de vulnerabilidad son de los más altos en el occidente del país; San Lorenzo, San Marcos, Barillas, Huehutenango y San Juan Cotzal, Quiché. Luego de la selección, se inició una campaña de reforestación en conjunto con las municipalidades, resultando en el donativo de 78 mil plantas forestales por parte de TNC, las cuales consistían en pino, aliso y ciprés.

Siembra de nuevos cultivos.

Siembra de nuevos cultivos.

La implementación de estas acciones de reforestación con especies nativas, fue asegurar la recuperación de la cobertura forestal en zonas de recarga hídrica; al mismo tiempo que desarrollar planes de manejo para su presentación ante los programas de incentivos forestales del INAB, con el fin de generar ingresos alternativos para los productores. Uno de los factores clave para el desarrollo de estos planes fue la activa participación de las Oficinas Forestales Municipales (OFM) y los Concejos Comunitarios de Desarrollo (COCODES), quienes facilitaron la comunicación entre el proyecto y los productores locales.

Por otro lado, el aporte del proyecto consistió en proveer asistencia y asesoría a técnicos de las OFM y productores locales, regencia y apoyo notarial/legal para asegurar la preparación de los expedientes para su presentación a los programas de incentivos forestales del INAB. Asimismo, el objetivo principal de esta iniciativa fue apoyar la gestión sostenible de los recursos naturales de cada municipio, mitigar el impacto del cambio climático y fortalecer las instituciones para mejorar sus programas de gestión ambiental.

Posterior a las intervenciones del proyecto, se logró aprovechar $30 mil dólares en inversión del sector privado, se reforestó 60.94 ha y benefició a 694 personas (356 hombres y 338 mujeres). El establecimiento de las plantaciones forestales en los tres municipios seleccionados permitirá la generación estimada de Q. 323,915.11 anuales a partir del año 2,019.

78 mil plantas forestales fueron entregadas a Municipalidades en San Marcos, Quiché y Huehuetenango

Contenido | Menú | Accesibilidad